CRONICA DEL DIARIO "LA TARDE" DE TABASCO EN LA ENTREGA DE LOS PREMIOS DE PERIODISMO EN VILLAHERMOSA

Feb 242009

Benjamín Fernández Bogado, reconocido periodista y constitucionalista paraguayo, es quien sostuvo lo anterior en su conferencia “Los nuevos paradigmas del periodismo” e indicó que el periodismo que va a sobrevivir a los retos del siglo XXI, es aquel que sepa contar historias y lo haga de manera atractiva.

Los nuevos y antiguos paradigmas van a ser rescatar los géneros periodísticos, la crónica, el reportaje, la entrevista, la opinión, aquello que nos permita atrapar la atención de la gente para construir comunidad.

La prensa debe recuperar la palabra que convoca

  • Plantea Fernández Bogado un mayor compromiso del periodismo con la comunidad, antes que con el poder

Fernando Zapata

Nuestra sociedad necesita de periodistas con mayor cultura, mayor comprensión de la historia, con la capacidad de superar sus limitaciones, que puedan interpretar nuestra realidad a partir de una visión cultural que nos obligue a leer más, a comprometernos con quienes nos leen y nos oyen.

Benjamín Fernández Bogado, reconocido periodista y constitucionalista paraguayo, es quien sostuvo lo anterior en su conferencia “Los nuevos paradigmas del periodismo” e indicó que el periodismo que va a sobrevivir a los retos del siglo XXI, es aquel que sepa contar historias y lo haga de manera atractiva.

Los nuevos y antiguos paradigmas van a ser rescatar los géneros periodísticos, la crónica, el reportaje, la entrevista, la opinión, aquello que nos permita atrapar la atención de la gente para construir comunidad.

En ese sentido, debemos colaborar en superar las limitaciones tecnológicas para poder hacer del periodismo un elemento de servicio que permita que el ciudadano derrote su ansiedad, acabe co su apatía y termine enterrando al miedo, apuntó.

Comunicación a medias

En su disertación, ante un nutrido grupo de comunicadores que asistieron a la entrega de los premios “Jorge Calles Broca”, “Florentino Hernández Bautista” y “Jesús Sibilla Zurita”, otorgados a José Antonio Calcáneo Collado, José Frías Cerino (post morten) y a los conductores del programa Telereportaje, Fernández Bogado destacó el compromiso que deben tener los periodistas para cumplirle a la sociedad.

Manifestó que no hay comunidad no comunicada que sea democrática, y que los comunicadores debemos colaborar en la construcción del Estado de Derecho, que es el único espacio político donde la democracia permite que el periodismo tenga sentido y que la libertad cobre valor.

En los tiempos actuales, estamos marcados por dos aspectos que violentan la posibilidad de expandir nuestro universo: el acotamiento del lenguaje y la ansiedad informativa; hoy un joven latinoamericano usa menos de 300 palabras para comunicarse, de un idioma que tiene capacidades expresivas superiores.

Hoy nos encontramos que lo que llamamos comunicación no es más que el chateo o intercambio de mensajes a través de un teléfono celular, lo que nos habla de comunidades cada vez con mayores recursos tecnológicos, pero cada vez más sola, más incierta y cada vez más ansiosa, expuso.

Tentaciones del periodismo

La enfermedad del siglo XXI se llama ansiedad informativa, porque las personas tienen demasiada información y esto no le permite entender su realidad, comprender su destino y desentrañar lo que es para cada uno de nosotros el desafío de la vida: nuestro concepto de identidad.

En este punto Benjamín Fernández observó que las tres crisis actuales del mundo son la crisis de identidad, la crisis del destino y la crisis de los valores, y el periodismo juega con esos elementos. Por ello, el periodista debe tener mayor capacidad de interpretar los hechos y transmitirlos a la sociedad.

Una tentación permanente del periodismo ha sido el convertirnos en poder, y estar desprovistos de la capacidad de servir, de ser un vehículo que permita que el habitante se convierta primero en ciudadano y que luego este se convierta en poder, apuntó para enseguida comentar que los periodistas nos hemos regodeado con la expresión de “cuarto poder” como una demostración de prolongación de algo que necesitábamos hacerlo presente.

“Alguien me dijo alguna vez que los periodistas hablamos y disfrutamos demasiado con el poder, que deberíamos conversar, hablar y disfrutar más de la cercanía con la gente que la gente; por eso debemos convocar a un diálogo más cercano con la gente, con nuestros mandantes”, expresó.

Hay que construir ciudadanía

Fernández Bogado apuntó que muchas veces los periodistas sustituimos a los jueces y a los legisladores, y a veces jugamos hasta a ser Ejecutivos en la tarea de la administración de la cosa pública, pero nos olvidamos del verdadero compromiso que es convertir a los ciudadanos en activos gestores de la propia construcción de su democracia.

Por ello, la prensa debe recuperar la palabra que convoca, la palabra que crea, que une, que permite que la ciudadanía convierta ese conjunto de ciudadanos que vive en un sitio determinado, en ese algo común que se llama patria, pero por otro lado también necesitamos recuperar las instituciones.

Periodismo significa hoy la convocatoria a construir ciudadanía a partir de habitantes más informados y más participativos, pero para eso debemos derrotar uno de los problemas más grandes que tenemos: la limitación de contar historias que sean atractivas, dejar de ser simplemente la referencia de aquellos protagonistas noticiosos que dicen lo que creen que es noticia, manifestó.

Crisis y violencia

En los tiempos actuales, prosiguió Fernández, lo único cierto es la incertidumbre, y es un gran desafío para los periodistas develarla, penetrar en los meandros para conocer, interpretar y difundir las causas de los problemas económicos, sociales y de la violencia entre otros,

No pido que el periodista lo sepa todo, sino que tenga la humildad de reconocer que tiene mucho por aprender, pero también la constancia y el compromiso de buscar comprender nuestras realidades, abundó. Observó también que el sello de los tiempos actuales son las crisis financiera, económica y de la violencia que nos golpea todos los días, que quiere paralizarnos, ante lo cual lo que podemos hacer los periodistas es utilizar el verbo para movilizar a la ciudadanía, para hacer de la democracia un sistema político que nos entusiasme y nos comprometa.

Luis Torres, José de Jesús Carrera, Francisco Castillo, el conferencista Benjamín Fernández, José Antonio Calcáneo, Gabino García y Luis García.

El catedrático estuvo hoy en la DAEA, donde se reunió con estudiantes de Comunicación.

TITULARES