Más bancarotas en los periódicos de Estados Unidos

Mar 32009

Los medios en América Latina tienen tiempo para cambiarse y evitar el mismo destino. El desastre a cámara lenta sigue con la declaracion de quiebra de periódicos en Philadelphia.

Cuando se agrega esta noticia de New York Times a reportes de España de la caída de circulación de los diarios principales, debe ser una alarma a los medios impresos en América Latina.

Los mismos errores

Pero me parece que muchos están por repetir las tácticas equivocadas de los norteamericanos y europeos.

Los errores fueron:

  • negar la seriedad y profesionalismo de información publicada en Internet

  • poner demasiada importancia en sus marcas y tradiciones

  • perder contacto con sus clientes, tanto lectores como anunciantes

  • hacer una inversión más simbólica que real en la tecnología nueva

  • sentarse en las manos mientras que competidores digitales (como Craigslist y YouTube) robaron lectores y publicidad

  • encargar a algunos novatos sin autoridad y responsabilidad a desarollar sus sitios

  • escatimar la capacitación de vendedores, periodistas, editores y administradores en las tecnologías y técnicas de periodismo digital

La mayoría prefiere Internet a periódicos

Ya el número de lectores de noticias en Internet ha superado lo de lectores de periódicos en EEUU. Los anunciantes están siguiendo los lectores.

La época dorada de los periódicos está acabando, y el modelo de negocios basado en inversiones enormes de capital para la manufactura y distribución de un producto en papel tambíen se acaba.

No hay una fórmula para hacer la transición. Pero los que quieren sobrevivir deben clavarse en el aceite hirviendo. Esto significa inversión en la capacitación del personal, inversion en las nuevas plataformas y toda una transformación de los procesos de los medios tradicionales.

Es como andar en cuerda floja -- hacer recortes graduales en los costos de la manufactura para hacer la transición al nuevo medio. No es nada fácil, pero podemos ver al norte lo que es el futuro que nos espera.